Testimonios

Andrew

Valery tenía cinco meses de embarazo cuando se enteró que Andrew nacería con labio fisurado. Como no tenía mucha información sobre ello, decidió buscar en internet, pero al ver imágenes de casos muy severos, se sintió más preocupada y deprimida. Por ello decidió buscar ayuda de un psicólogo, quien le explicó que sería era posible operar a su bebe.

Andrew se ganó el corazón de todos en su familia desde que nació, sobre todo el de su abuelita quien los acompañó el día de su cirugía. Valery se enteró de la Misión Internacional 2018 de Operación Sonrisa, cuando Andrew tenía 9 meses y lo llevó al primer día de evaluaciones. Ambos llegaron al hospital a la 1 de la mañana, para asegurarse de ser los primeros en ser atendidos. Valery se sorprendió mucho al ver que ya había muchos otros bebes como el suyo, haciendo fila desde esa hora.

El equipo de voluntario médicos de la misión internacional le devolvió la sonrisa a Andrew, a su mamá y a su abuelita, incluso organizaron una fiesta en casa para celebrar que había sido operado.

Esta es una organización maravillosa para las personas que necesitan ayuda y no tienen los recursos para pagar la cirugía. La paciencia que tienes con cada paciente y familia es increíble.”, dijo Valery en el control post operatorio anual de Andrew.

 

El apoyo y las donaciones de personas de buen corazón nos permiten seguir creando historias como la de Andrew.

Haz click aquí para ayudarnos a seguir cambiando vidas, creando nuevas sonrisas.

Compartir en

Deja un comentario

¡Ayúdanos a construir más sonrisas!